Judiciales

Un hombre de 81 años abusaba sexualmente de su hijastra que no puede caminar, pero por su edad no podrá ir preso

La Fiscalía imputó a un adulto mayor de 81 años por el supuesto hecho de abuso sexual a su hijastra de 11 años. La víctima también fue sometida sexualmente por un docente, quien ya se encuentra detenido.

La fiscal Vivian Coronel presentó imputación en contra del abuelo por el hecho punible de abuso sexual contra niños. La víctima es su hijastra que no puede caminar por una discapacidad en las piernas.

Según la investigación, existen fundadas sospechas que desde el 18 de enero del 2022 el encausado abusaba de manera continua y sistemática de la menor.

Las supuestas agresiones sexuales se registraron en un inmueble ubicado en el distrito de Minga Guazú, departamento de Alto Paraná. Al principio, el hombre manoseaba a la niña hasta que se consumó el acto sexual en repetidas ocasiones.

Coronel solicitó el arresto domiciliario del imputado, considerando su avanzada edad, que limita la prisión preventiva. En ese aspecto, el artículo 238 del Código Procesal Penal dice: “No se podrá decretar la prisión preventiva de personas mayores de setenta años. En estos casos, si es imprescindible alguna medida cautelar de carácter personal, se decretará el arresto domiciliario”.

“No puedo pedir su prisión preventiva por su edad, está con prisión domiciliaria. Yo desconozco de su paradero”, expresó la fiscal en contacto con radio 1020 AM. A su vez, explicó que el Juzgado debe notificar al abuelo para presentarse a la audiencia, y en caso de no presentarse, el juez deberá decretar su rebeldía.

“Yo no puedo solicitar como medida cautelar la prisión preventiva por su edad por lo que establece el Código Procesal Penal. La niña ya no está en el domicilio, en el caso de que él se presente deberá fijar un domicilio, pero ella ya no está ahí”, especificó.

Por otra parte, pero dentro del mismo contexto y conforme a los antecedentes, la menor también fue abusada sexualmente por un docente, desde marzo del 2021. El mismo es dueño del inquilinato donde vivía la niña con su familia.

El educador estaba con orden de detención pendiente, hasta que la semana pasada fue privado de su libertad, en el marco de otra causa penal. Luego, fue procesado por la fiscal Vivian Coronel y encarcelado por disposición de la juez Cinthia Garcete.

Fuente:HOY—-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *